Dos palabras

Por las mañanas el tiempo avanza lento, pidiendo permiso para poder transcurrir un lapso más. El café me sabe extraño, no lo saboreo, no le encuentro propósito alguno, pues no lo puedo compartir. Las ideas no vienen a mi mente, pero tampoco me dan ganas de irlas a buscar. Me detengo y observo esa imagen, tu imagen, sonrió y me pierdo en tus ojos. Solo tengo dos palabras: Te Extraño.

Por momentos, me invaden los recuerdos. Aquellos en los que tu risa, llena el hueco del silencio, sintonizaba la armonía de la vida, escucharte era sentir que la vida valía la pena, que si se puede ser feliz. Me invade un sentimiento, estoy contento, alegre, sonrió y veo tu imagen otra vez. Solo se me ocurren dos palabras: Te Quiero.

Cuando me siento sin ánimos, observo una imagen, te veo sonreír, tienes esa pose tan común en tus fotografías, me reviven el espíritu, me dan ganas de gritarte. Me quedo observando un largo rato, esperando no dirimir este acto, con una acción brusca, pues no puedo dejar de verte, de sonreír y de sentirme contento, feliz. Y no entiendo que me pasa, solo se me ocurren dos palabras: Te Amo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: