Delirio

Hace un calor terrible, la humedad es insoportable, aun así, veo a todos correr sobre este terreno, nadie camina, saben que esa no es una opción. La gente grita cosas que no entiendo, se escuchan murmullos, de pronto canticos, en ocasiones una exclamación seguida de insultos. Siento presión sobre mis hombros, el sol justo después de mediodía, lo sé porque ya no esta al centro del cielo.

Trato de mantener la cordura, observo a mi alrededor  y, no distingo a nadie, no distingo nada, no sé que ha pasado, pero veo caras de dolor, escucho gritos de jubilo. Me estoy volviendo loco, no tengo otra  explicación.

Transcurren unos momentos y unas manos tocan mi cabeza, de pronto veo sangre, escucho gritos, mucha gente se acerca, cierro los ojos me dejo llevar. Cargan mi cuerpo unos cuantos metros, me vuelven a poner sobre el suelo, alcanzo a sentir mi espalda quemándose por aquella superficie ardiendo. Voy a morir, lo presiento.

-¿Puedes seguir?- Escucho una voz, se dirige a mí. Estoy soñando, tal vez ya estoy delirando, insolación es lo más probable.

De pronto ponen algo sobre mi nariz, inhalo y mi cerebro se fríe al instante, empieza a correr adrenalina, siento mi corazón latir con fuerza, mis piernas cansadas, pero con ganas de seguir andando. Estoy despierto.

-¿Nos han liquidado?

-No, lograste salvarlo, pero chocaste con ese poste, te desmayaste, ¿sabes dónde estas?

-Claro que sí.

-Entonces, ¿puedes seguir ayudando?

-Que me den ese puto balón!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: