Te pienso.

Pienso mucho.

En ocasiones me gusta pensar. Sé que soy fatalista por reflejo, fatalista por condición, no por convicción.

Me gusta pensar y pensarte.

De pronto pienso y sonrió, pensar es agradable cuando formas parte de mis pensamientos, es decir, cuando estas en ellos y con ellos.

Te pienso y sonrió.

Te quiero.

Lo pienso y me alegro.

Te pienso y estoy contento.

Ya no solo eres parte de ellos, sino esencia y complemento, ¿me entiendes, me explico?

Sí, así es, te quiero.

Lo pienso y más te quiero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: